Evolución

Los comienzos

Pese a que no podemos hablar de feminismo como tal hasta prácticamente el siglo XIX, a lo largo de la historia, muchas mujeres fueron conscientes de su situación de inferioridad, de su desigualdad y de su opresión, por lo que se rebelaron y alzaron su voz de distintas formas.

En la antigüedad, hubo mujeres como Aspasia de Mileto (primera imagen), que defendió la educación de las mujeres o Hypatia de Alejandría (segunda imagen), una matemática asesinada por monjes los cuales temieron el peligro que podía suponer una mujer sabia.

 

 

Aspasia de mileto
Hypatia de alejandria

Edad Media

Ya entrados en la Edad Media tenemos también a grandes mujeres, como por ejemplo Christine de Pizan (primera imagen), una filósofa y poetisa francesa considerada la primera escritora profesional de la historia.

Christine de Pizan (1364-1430) fue una humanista que como escritora y filósofa abogó por los derechos de la mujer. Su obra más conocida es La ciudad de las damas, publicada en 1405, por la que, también se la considera la precursora del feminismo occidental. Planteaba abiertamente la misoginia masculina, denunciaba la existencia de hombres que criticaban sin motivo a las mujeres y defendía la independencia femenina.

Lo más revolucionario de su pensamiento era la teoría de que esta inferioridad que se atribuía a las mujeres no era la condición natural de estas, como decían los hombres, sino consecuencia de su falta de educación. por lo que afirmaba que sólo el conocimiento pondría a la mujer en condición de conquistar sus derechos.

Otro ejemplo de mujer luchadora fue Juana de Arco (1412-1431) (segunda imagen), una líder militar francesa. Desde pequeña decía que presenciaba visiones místicas, las cuales la condujeron a liderar la Guerra de los Cien Años, pero eso sí, vestida como hombre y teniendo que obtener la aprobación de todos sus guerreros, venciendo así esa guerra. En 1930 Juana tuvo que enfrentarse al ataque de un bando asociado a los ingleses pero estos fueron más fuertes y capturaron a la guerrera, para someterla al juicio que la condenaría a morir en la hoguera. Cuando finalizó la guerra Carlos VII solicitó la revisión de los cargos de la joven y estos fueron absueltos. En 1920 fue declarada santa y patrona de Francia.     

Esta mujer es un icono para el feminismo ya que demostró que no solo los hombres eran capaces de pelear contra pueblos invasores.

 

 

 

Christine de pizan
Juana de arco

Edad Moderna

Con la llegada de la Edad Moderna y el Humanismo cobró fuerza la idea que la cultura, el saber y la educación eran algo universal y la mujer vio cambiar tímidamente su condición.

Una de las mujeres más importantes para el feminismo de esta época es Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695) que fue una religiosa de la Orden de San Jerónimo y escritora novohispana, exponente del Siglo de Oro de la literatura española. Con una gran memoria y capacidad mnemónica, llegó a la adolescencia con enormes conocimientos de literatura y filosofía, aspecto que se consideraba muy llamativo en su época por el echo de ser mujer.

Sobre 1691 se vio involucrada en una disputa teológica a raíz de una crítica privada que realizó sobre un sermón del predicador António Vieira. Al leer la crítica,él recomendó a Sor Juana que dejara de dedicarse a las letras humanas y se dedicare en cambio a las divinas. Esto provocó la reacción de la poetisa a través del escrito “Respuesta a Sor Filotea de la Cruz”, donde hace una clara expresión de sus convicciones del derecho de las mujeres a expresarse con toda libertad, y también es una clara manifestación a los derechos de la educación en la mujer y a la posibilidad de ser mujer y también intelectual o erudita. Esto generó consecuencias negativas, ya que posteriormente debió renunciar a su biblioteca, integrada por aproximadamente 4.000 volúmenes. Sor Juana Inés defendió hasta sus últimos días la paridad de los sexos, algo que se puede ver claramente en su obra Redondillas y criticó explícitamente el sexismo en otra de sus obras titulada Hombres necios.

 

 

Sor juana ines

Edad Contemporanea

En esta época no se puede hablar de un movimiento feminista organizado sino de algo más bien de carácter individual o aislado, aunque, especialmente en Francia y en Inglaterra, entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX se comenzó a gestar la idea de que las mujeres no estaban reconocidas como merecían en muchos aspectos.

La condición de inferioridad de las mujeres no era una cuestión natural sino que era producto de un deficiente y limitado acceso a la educación. Por ello, reclamaron igualdad de oportunidades. Las mujeres ilustradas desarrollaron su debate en torno al acceso de las mujeres a la educación y a la ciudadanía (centrando el debate en la igualdad de inteligencia con el fin de superar su condición de subordinación frente a los hombres). Las mujeres se amparaban en las propias reivindicaciones del Siglo de las Luces, aunque muchos autores liberales como Jean-Jacques Rousseau terminaron por arrinconar a las mujeres dentro del nuevo estado liberal.

Siglo de las luces
Sufr2
Sufr3

 

Revolución francesa

Durante la Revolución Francesa (1789) las mujeres lucharon hombro con hombro con los hombres revolucionarios por la conquista de tres objetivos: «Libertad, Igualdad Y Fraternidad». Participaron en los discursos políticos, en los clubes republicanos, en la marcha a Versalles para apresar a la monarquía y en la toma de la Bastilla. Sin embargo, la “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” que se redactó en la Asamblea Constituyente francesa consistía en leyes exclusivamente para los hombres (es decir, no se tomaba la palabra “hombre” como un sustituto de la palabra “ser humano”). Por todo esto, Olympe de Gouges (segunda imagen), una escritora dramaturga, panifletisa y filósofa política francesa escribió la “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana”. En este documento, Olympe reclama para las mujeres la igualdad que defiende la Revolución Francesa, y denuncia la manera en que ésta, después de aprovecharse de su participación en eventos como la toma de la Bastilla, busca devolver a las mujeres a sus roles domésticos y a los espacios privados, olvidándose de incluirlas en el proyecto igualitario por el que han luchado.

Rev fra

Olympe concreta su idea de igualdad en el concepto de participación ciudadana: tanto hombres como mujeres pueden y deben participar en la construcción de la ley. Además, considera la democracia como el medio adecuado para lograr la igualdad de oportunidades en el acceso de las mujeres a los espacios de poder público.Reivindica el derecho al voto y el reconocimiento de los derechos y libertades fundamentales, legitimando el derecho de las mujeres a acceder a la educación y a la propiedad libre de la tutela jurídica del varón.

Pero esta maravillosa mujer, no solo escribió el primer documento (aunque no fuera oficial)  que hacía entrar a las mujeres en la historia de los derechos humanos, Olympe de Gouges publicó numerosas obras como Zamore et Mirza o El príncipe filósofo y en todos sus escritos reflexiona sobre su sociedad, sobre su condición de mujer, sobre los problemas que enfrentan las mujeres como género y se atreve a proponer cambios radicales para su época, con una mirada crítica de la realidad y de la desigualdad existente.

 

Olimpe g

 

Movimiento sufragista

Anteriormente hemos mencionado que durante el siglo XVIII y principios del XIX no podíamos hablar todavía de feminismo, sino más bien de una reivindicación de carácter individual, pues bien, ya entrados en el siglo XIX y en adelante podemos considerar al feminismo como un movimiento organizado, que comenzaría con el movimiento sufragista.

Pero antes de seguir vagando por la historia de estos acontecimientos tan importantes queremos resaltar, que afortunadamente, también hubo hombres que apoyaron la igualdad entre sexos y ayudaron a la consolidación del movimiento feminista. Un ejemplo de ellos fue John Stuart Mill (primera imagen) aunque su pensamiento progresista retó a la «moral» de la época victoriana. Durante este periodo las mujeres ejercían papeles subordinados al hombre, estaban condenadas a vivir destinos vacíos como elementos decorativos. No obstante, este ilustrado luchó por la inclusión femenina para que participaran en todas las cuestiones civiles, sustentando que la verdadera evolución estaba en el sufragio universal. Además, tanto él como su mujer Harriet Taylor (segunda imagen) pusieron las bases de la teoría política en la que creció y se movió el sufragismo.

John stuart mill
Harriet taylor

 

Este movimiento nació en Manchester, a partir de la organización Unión Social y Política de Mujeres, creada en 1903 por Emmeline Pankhurst, militante por el voto desde los 14 años y mujer revolucionaria.

Como ella, las impulsoras del movimiento sufragista pertenecían mayoritariamente a la burguesía, Pankhurst logró movilizar a las trabajadoras de las fábricas y se llevaron a cabo distintos actos de protesta, no todos pacíficos.

Emmeline pankhurst2
Emmeline pankhurst

La reclamación del voto femenino había sido ignorada y ridiculizada por los políticos y era motivo de mofa y sarcasmos en la opinión pública. El grupo creyó que hacían falta medios contundentes y el uso de la violencia para lograr el objetivo. Su eslogan fue: 'Actos y no palabras'. A diferencia de otras organizaciones pacifistas, optaron por campañas de choque que dejaron estupefacta a una sociedad dominada por los valores tradicionales victorianos, donde las mujeres solo podían ser esposas y madres. Después de muchas manifestaciones, reivindicaciones, aprestamientos, huelgas de hambre y ejecuciones, las mujeres inglesas consiguieron el voto en 1918, para las mayores de 30 años. Los hombres podían votar a los 25, pero a las mujeres de entre 25 y 30 se las consideraban demasiado 'frívolas' para ejercer el voto. En 1925 consiguieron los derechos sobre sus hijos (hasta entonces totalmente en manos del marido) y, en 1928 el voto en igualdad de condiciones con los hombres.

Votes fw
Votes forw

Quedaban casi todos los demás países del mundo. Los pioneros fueron Nueva Zelanda, en 1893; Australia, en 1902, y Finlandia, en 1906. También a inicios del siglo XX dieron este paso en la igualdad  Canadá (1918), Alemania (1919) y Estados Unidos (1920), aunque en este caso sólo podían votar las mujeres blancas, por lo que no sirve precisamente como ejemplo de país igualitario en aquel tiempo. Poco después se sumarían a la vanguardia de la igualdad Ecuador (1929), Brasil Y Uruguay (1932). Las mujeres españolas votaron por primera vez en 1933 hasta que llegó la dictadura en la que ya no votaban ni hombres ni mujeres.

 

Votes forwo

 

Frida Kahlo

En el siglo XX hay mujeres muy importantes para este movimiento como Frida Kahlo (1907-1954) que fue una pintora mexicana.​ Su vida estuvo marcada por el infortunio de contraer poliomielitis y después por un grave accidente en su juventud que la mantuvo postrada en cama durante largos periodos, llegando a someterse hasta a 32 operaciones quirúrgicas.Su obra pictórica gira temáticamente en torno a su biografía y a su propio sufrimiento.

En la sociedad de su tiempo, donde la supremacía de lo masculino constituía el sentido común, la mujer jugaba un papel que claramente la supeditaba al varón. Frida, a pesar de estar casada y de demostrar el gran amor que sentía hacia su marido, se mostró autosuficiente y fuerte. Se representó en su obra de manera ambigua, con características sexuales andróginas, con algunos rasgos considerados como masculinos, exagerando sus cejas y su incipiente bigote.

Frida kahlo

Fue de las primeras pintoras que expresó en su obra la identidad femenina desde su propia óptica, rechazando la visión de lo femenino que se dibujaba desde el tradicional mundo masculino. Ella fue una de las que contribuyeron en la formación de un nuevo tipo de identidad para la mujer y es reconocida, hoy, por muchos, como un símbolo. Frida Kahlo fue la perfecta heroína feminista de los años 80: su primera biografía, por Hayden Herrera, se publicó en 1983, cuando Madonna y Cindy Sherman transformaban sus experimentos sobre la autorrepresentación femenina en un espectáculo industrial y se incrementó el interés por el realismo mágico latinoamericano.

 

 

Las dos fridas kahlo

 

Primera y Segunda Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial supuso un avance en la incorporación de la mujer al mercado debido a que hasta ese momento la mujer había estado atada a tareas domésticas. Incluso durante el auge de la Revolución Industrial la mujer quedó relegada al cuidado de los hijos y sólo algunas (en la mayoría de los casos solteras) consiguieron entrar en el proceso productivo, pero siempre despreciadas y con salarios inferiores al de los hombres. Esta incorporación , se debió a que los hombres fueron reclutados para luchar y abandonaron sus puestos de trabajo, que ocuparon posteriormente las mujeres, esta fue la forma más evidente para demostrar que las mujeres podían hacer los mismos trabajos que los hombres y, por tanto, debían gozar de los mismos derechos

1gm
1gm3
1gm2

Años después, llegó un nuevo conflicto social, la Segunda Guerra Mundial, durante la cual las mujeres terminaron por olvidar y abandonar toda lucha y reivindicación como colectivo; muchas se volvieron a convertir en mano de obra y, acabada la guerra, volvieron a pasar por el trago de verse despojadas de los trabajos que habían desempeñado.La población femenina asumió muchos roles diferentes durante la guerra, incluso como combatientes, trabajadoras en el frente interno y como víctimas. La urgencia absoluta de la movilización de toda la población hizo inevitable  la expansión del papel de la mujer. Cuando acabó la guerra las mujeres se vieron obligadas a volver a sus casas y a sus roles de esposas y madres ya que aquello era lo que les pedían los gobiernos para la recuperación del país al finalizar la guerra.

2gm

 

AÑOS 60 Y 70

En la década de los 60, las mujeres seguían trabajando en las tareas del hogar y en numerosas ocasiones, sufriendo violencia de género. Aparecieron entonces nuevas corrientes feministas que ahora luchaban ya no por la igualdad política y los asuntos legales (el voto, el derecho a la propiedad, a gestionar el propio salario, al acceso a las universidades y a los trabajos), sino por la igualdad social y cultural también: se llamó Movimiento de la Mujer o de liberación de la mujer y duró hasta los años 80 y 90. Esta nueva etapa centró sus esfuerzos en acabar con la desigualdad no oficial (la discriminación por sexo en el trabajo, en la familia) y en la consecución de los derechos sexuales (planificación familiar, reproducción, aborto). Se exigieron derechos civiles, de reproducción y la paridad política.
Para todo ello, se debía terminar con la idea de la mujer como estereotipo sexual en los medios de comunicación, en el arte e, incluso, en la publicad. también exigían la abolición del patriarcado

Anos60
Anos60s
Anos60ss

 

AÑOS 80 Y 90

A partir de los años 80, adquirieron especial relevancia las diversidades femeninas, defendiendo que no existía un único tipo de mujer, sino que existen multiplicidad de modelos femeninos, que vienen determinados por cuestiones sociales, nacionales, étnicas, de clase, de orientación sexual o de religión. Desde esta época en adelante, la reivindicación feminista se ve reflejada sobre todo en la moda, en la música y en el arte.

80s

80ss
80sss

 

ACTUALIDAD

Las luchas feministas siguen al pie del cañón ya que no se han conseguido todos los logros deseados. Aparentemente, existe una igualdad visible entre hombres y mujeres (en los países de cultura occidental), pero sigue habiendo multitud de desigualdades como la violencia de género, la brecha salarial u otros micromachismos en nuestra sociedad.

Pero actualmente, todavía hay mujeres que sufren mutilaciones genitales, violaciones, matrimonios forzosos…

 

8m

En este 2018 se ha dado lugar la primera huelga feminista, el 8M, donde se les pedía a las mujeres abandonar sus puestos de trabajo durante una jornada laboral para que el mundo viera que sin ellas el mundo no funciona de la misma manera.

A lo largo de la historia hemos avanzado notablemente en la lucha por la igualdad, pero todavía nos queda un largo camino por recorrer para alcanzarla.

8mmm
8mm
8mmmm

Añadir un comentario