Reflexión

 

Como hemos comentado antes, a lo largo de toda la historia, siempre ha habido mujeres que se dieron cuenta de su situación de desigualdad y menosprecio y lucharon contra ello reivindicando la igualdad en diferentes aspectos, pero cuando verdaderamente las mujeres se unieron y todas juntas empezaron a luchar por un mismo objetivo, que era conseguir el derecho al voto, nació el movimiento feminista como tal.

Para nosotras, una de las riquezas del feminismo es que, compartiendo un mismo objetivo, cada uno lo lleva a cabo de una forma diferente según su filosofía. Por ejemplo, todas las sufragistas luchaban por el derecho al voto pero en Gran Bretaña era una defensa más combativa y desde la calle y en otros países como en España (Clara Campoamor) y en Argentina (Eva Perón) el sufragio femenino se logró desde las instituciones del estado mediante leyes que fueron impulsadas directamente por estas mujeres en la política.

Clara campoamor

Esto es un ejemplo de cómo las mujeres hemos vivido y vivimos con el miedo a pronunciarnos pero cuando una o un grupo tiene el valor de hacerlo vamos perdiendo poco a poco ese miedo hasta denunciar lo que nos preocupa, como es el caso de los abusos sexuales en Hollywood. El director estadounidense Harvey Weinstein a lo largo de toda su carrera abusó de muchas mujeres que vivían en la sombra y no fue hasta que Rose McGowan se atrevió a denunciarle seguida de muchas otras mujeres que perdieron el miedo a las amenazas del director de destruir sus carreras profesionales.

Harvey weinstein y rose mcgowan

Pese a que cada vez somos más conscientes de la importancia de la igualdad entre hombres y mujeres, sigue habiendo muchas desigualdades en aspectos como el cine, la música, la educación, la economía, la política,...

Centrándonos en el mundo del cine,los pasados premios Goya se definieron como feministas con el lema “más mujeres” reivindicando la falta de mujeres en el mundo del cine. Pero en la práctica, los dos presentadores eran hombres, al igual que todas las figuras directivas y los guionistas. Fijándonos en las nominaciones, el 83% eran hombre, y solo el 27% mujeres, por lo que llegamos a la conclusión de que para avanzar en la dirección correcta no hay que poner a hombres en tacones o repartir abanicos sino que las productoras deben confiar en las mujeres tanto como confían en los hombres, donde de las 25 películas españolas con más presupuesto, ninguna ha sido dirigida por mujeres.

Reflexion dani rovira

Siguiendo con el arte, vemos que hay canciones que siguen promoviendo la sumisión y cosificación de la mujer y sin embargo no son criticados, pero si una mujer como Becky G hace una canción de este estilo, si que se la critica y censura, como en el caso de la presentación de su canción en una Gala de Operación Triunfo . Y es tan malo no criticar a un hombre por dar esa imagen de las mujeres como que juzgar a la mujer por hacer lo mismo.

Reflexion goya 1

En el ámbito educativo, en España, el 58% de l@s estudiantes universitari@s son mujeres y los mejores resultados son los obtenidos por mujeres pero, pese a esto, los altos cargos están ocupados por hombres, ¿cómo puede ser esto? la explicación viene dada porque en cierto modo se nos sigue dando menos oportunidades que a los hombres, y porque a la hora de tener hijos, somos nosotras las que nos vemos obligadas por la maternidad y la sociedad a renunciar a estos altos cargos para atender a nuestros hijos y nos conformamos con puestos de trabajo que tengan un horario fijo y menos exigente.

Otro tema que nos preocupa como mujeres y futuras trabajadoras es la desigualdad salarial, ocupando el mismo puesto de trabajo que un hombre, las mujeres cobramos de media un 22,9% menos que los hombres, por lo que una mujer trabaja dos meses gratis a lo largo del año.

Todas estas desigualdades constituyen los objetivos actuales del feminismo. Antiguamente, como ya hemos mencionado, los propósitos comunes del feminismo eran conseguir el derecho al voto de las mujeres, el derecho laboral, la custodia de los hijos, etc.

Reflexion estudios

Estos objetivos han sido reivindicados el pasado 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer con la primera huelga feminista, en la que mucha gente se declaró en contra de ella debido a que no estaban de acuerdo en que la huelga fuera exclusiva para las mujeres, pero nosotras si lo vemos bien porque con esta huelga lo que se pretendió fue que se dieran cuenta de que si las mujeres dejamos nuestros puestos de trabajo el mundo se para. Había gente que sí que se posicionó en contra pero debido a una confusión entre huelga y manifestación, porque la huelga si que era exclusiva pero a la manifestación acudía todo el que apoyara la igualdad. Porque en este movimiento también es muy necesaria la presencia de hombres para que nos ayuden a consolidarlo, pero también porque el feminismo es contrario al machismo y este afecta a los hombres debido a que les impone un modelo de hombre fuerte, que no puede llorar, que tiene que ser el cabeza de familia, etc.

Este día, en España se unieron cientos de miles de mujeres, acompañadas por miles de hombres como nación para reivindicar y luchar por un objetivo común, la igualdad.

Reflexion 8m

Otro miedo que tenemos las mujeres hoy en dia es que no se nos recuerde por quienes somos y por lo que hemos logrado (hablando ya de forma individual), sino por ser “la novia de” o “la mujer de”, por lo que tenemos la presión de resaltar en lo que hacemos para no quedar en la sombra, y un hombre no tiene este problema debido a que a él sí que se le va a reconocer lo que haga sea de gran importancia o no. Por ejemplo, en las revistas las mujeres siempre vamos acompañadas de adjetivos relacionados con el físico y los hombres, en su mayoría, de adjetivos intelectuales. Esto también se ve en Galas televisivas, en las que se le da más importancia a como van vestidas las mujeres en vez de a sus méritos, sin embargo, en ellas, los hombres sí son valorados por sus logros.

Reflexion revista
Reflexion revista 2

Pero lo que más nos preocupa es lo que se podría explicar con la frase  “de camino a casa quiero ser libre, no valiente” debido a que cuando salimos, especialmente de noche, nos da miedo el hecho de quedarnos solas por lo que pueda pasar y  tenemos que ir acompañadas a todos los lado sintiéndonos dependientes y sin ser completamente libres. Pero otro problema es que nuestros padres, por miedo a que nos pase algo y para intentar protegernos nos ponen horarios más restrictivos que los que tendría por ejemplo un hijo varón de la misma familia.

Reflexion de camino a casa

Por todo esto, tenemos que seguir luchando para llegar al punto en el que cobremos lo mismo que un hombre, en el que se nos valore igual que a ellos, en el que se nos den las mismas oportunidades y en el que no nos de miedo ir solas por la calle temiendo que puedan abusar de nosotras. Con el feminismo no estamos pidiendo ningún tipo de privilegio o superioridad frente a los hombres, simplemente la igualdad.

50 50

Añadir un comentario